Martes, 04 Diciembre 2018 15:18

La formación universitaria, una vía para la inclusión de las personas discapacitadas

La vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza, Ángela Alcalá, ha ofrecido hoy una rueda de prensa en la que ha aportado los datos sobre discapacidad y vida universitaria de la Oficina de Atención a la Diversidad (OUAD) de la Universidad de Zaragoza y del reciente estudio de la red SAPDU de CRUE Universidades Españolas de la discapacidad en el mundo universitario.

Alcalá ha sido elegida presidenta de la red SAPDU de CRUE, un grupo de trabajo que reúne a técnicos de los servicios de atención a personas con discapacidad de 60 Universidades Españolas y que trabaja para la incorporación efectiva y activa de las personas con discapacidad en la vida universitaria además de fomentar la colaboración del tejido social del ámbito de la discapacidad. Además de otros objetivos que permiten la inserción activa y efectiva de las personas con discapacidad en la vida universitaria y en la sociedad.

Para lograr sus objetivos la red Sadpu ha realizado un estudio previo que muestra que en los últimos diez años el número de estudiantes universitarios con discapacidad casi se han triplicado pasando de 8.230 en 2008 a 22.193 en 2018, un 1,5% de los alumnos universitarios. En la Universidad de Zaragoza eran 126 y 329, respectivamente, representando el 1% de la comunidad estudiantil. Los datos de este año en el campus aragonés ya superan la cifra del curso anterior alcanzando los 257 matriculados. Un número que puede variar ya que aún no se ha cerrado la matrícula.

Si se analizan sus preferencias, estos estudiantes prefieren en un 40% la formación superior no presencial, de hecho, en este curso 6.793 de ellos han elegido a la UNED para cursar sus estudios. Pero, tal y cómo ha apuntado la vicerrectora hay un aumento en la formación presencial desde 2015 algo que relaciona estrechamente con el trabajo que se realiza desde las universidades para facilitar su inclusión.

En el mapa actual de estudiantes, los matriculados en grado suponen un 1,7%, en máster un 1,2% y en doctorado el porcentaje desciende al 0,9%. La red de trabajo de CRUE ha elaborado un perfil del estudiante con discapacidad mostrando que el 51,8% de estos es un varón con una discapacidad física que cursa estudios en la rama de las Ciencias Sociales y Jurídicas. En el caso del campus público aragonés, este colectivo elige también preferentemente las Ciencias Sociales y Jurídicas y, después con bastante diferencia, los estudios de la rama sanitaria.

Del estudio a nivel nacional, los responsables han identificado tres demandas principales de estos alumnos: que se dé más relevancia a su inserción profesional y laboral, flexibilizando los períodos y horarios de prácticas en empresa o que se ofrezca la posibilidad de realizarlas una vez finalizados los estudios. También reclaman que se impulse la coordinación y comunicación entre las áreas de empleo y de apoyo a personas con discapacidad y que se promueva su movilidad internacional.

Alcalá a aportado cifras del informe Odismet 2017 sobre discapacidad y mercado de trabajo que muestra la gran diferencia en el nivel formativo entre el colectivo sin discapacidad frente al que sí la tiene. Así un 5,9 de personas con discapacidad carece de estudios, frente al 0,4 de las personas que no la poseen. Un 22,9% tienen estudios de primaria, frente al 8,9% del resto. Y hasta un 56,2% tienen estudios de secundaria, el único perfil en el que estos dos colectivos son similares pues el porcentaje de personas sin discapacidad y estudios de secundaria es del 56,7%. Sin embargo la gran brecha llega en los estudios universitarios, solo un 15% alcanza este nivel de estudios cuando poseen alguna discapacidad frente al 33,9 del resto de la población.

Durante la rueda también se ha presentado la campaña de CRUE Universidades Españolas #masQservicios de la Red SAPDU con la que quiere dar a conocer su labor y la importancia del trabajo que se realiza con el objetivo de lograr la equidad e igualdad de oportunidades para todas las personas con discapacidad. Un vídeo en el que ha participado tanto el personal de las universidades como los estudiantes que utilizan sus servicios.

Ver artículo completo