Martes, 11 Diciembre 2018 23:36

Proyecto para que las personas con discapacidad visual pierdan el temor a circular por las calles.

En Panamá son más de 83 mil 500 panameños, quienes por diversos motivos, padecen alguna discapacidad visual. Estos panameños, entre hombres, mujeres y niños, son diagnosticados con ceguera o con baja visión.

La mayoría de ellos se desplazaron por muchos años en Panamá de manera precaria e inclusive sus propias historias narran como han tenido caídas y choques por la falta de espacios públicos en la ciudad. Pero con el pasar de los años esto ha cambiado. Ahora estas personas pueden caminar con más espacios y veredas hechas pensando en su necesidad.

Todo a través de "Revitalizando para todos", que e un proyecto donde se dan talleres a personas que pertenecen a distintas asociaciones relacionadas a la discapacidad visual, con el fin de mostrarles las características y beneficios que les ofrece el proyecto de "Revitalización del espacio público en la ciudad de Panamá".

Capacitaciones en Panamá

José Batista, de la Unión Nacional de Ciegos de Panamá (UNCP), comentó que ellos han recibido diversas capacitaciones para el uso de las nuevas veredas y le parece que ha sido una buena iniciativa, ya que por muchos años pasaron problemas para su utilización.

Durante tres días se capacitó, a través de talleres teórico, prácticos, a un grupo aproximado de 45 personas pertenecientes a la Escuela para Ciegos Hellen Keller del Instituto Panameño de habilitación Especial (IPHE), Asociación Nacional de Ciegos de Las Cumbres, Asociación de Estudiantes y Egresados Ciegos de la Universidad de Panamá (Aeecup) y la Asociación Nacional de Deportes para Ciegos.

Todos estos recibieron una inducción por parte del equipo de accesibilidad y equiparación de oportunidades de la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis), sobre las normativas que rigen en el país en beneficio de este importante grupo y posteriormente un recorrido por los espacios revitalizados de la avenida Justo Arosemena.

¿De dónde nace la idea?

La inclusión es un concepto necesario para que las obras ofrezcan soluciones que benefician a toda la población. En este proyecto se contempló desde un principio ofrecer diseños urbanísticamente sostenibles con miras a beneficiar a los usuarios con discapacidad visual y de movilidad, comentó Gerardo Díaz, gerente del contrato del proyecto.

El proyecto

El proyecto tiene como norte crear un proceso de transformación en la ciudad haciendo de ella un ambiente urbanísticamente sostenible, con una planificación e integración del desarrollo con la movilidad urbana sostenible y gestión de servicios públicos.

Según ellos, todo se enfoca en mejorar la calidad de vida de sus residentes, comerciantes y visitantes, quienes transitan la zona comercial diariamente.

Ver artículo completo