Actualidad

Sábado, 19 Enero 2019 23:39

Ideando proyectos, universitarios trabajan por personas con discapacidad

La población de personas con discapacidad en Yucatán se ha convertido en un nuevo sector al que le apuestan los  estudiantes de áreas como ingenieríarobóticamecatrónica y ciencias sociales de los institutos tecnológicos y universidades, quienes ya desarrollan proyectos y herramientas que sean rentables y que abonen a mejorar su calidad de vida. 

Dicha tendencia se atribuye al componente social al que le invierten las instituciones de educación superior, cuyos maestros instruyen a los alumnos a desarrollar instrumentos que, de verdad, ayuden a una persona con discapacidad a realizar alguna tarea con mucho más facilidad o a moverse con mayor comodidad y rapidez. 

Universidades e institutos tecnológicos en el Estado se han sumado a esta causa y además de realizar labor social, también buscan crear conciencia para una mejor accesibilidad de las personas de este segmento de la población. 

La directora general del Instituto para la Inclusión para las Personas con Discapacidad, María Teresa Vázquez Baqueiro, explicó que Yucatán está por arriba de la media nacional en cuanto al índice de discapacidad con una tasa de 6.5 por ciento de incidencia -la media nacional es de 6.0-, según los últimos reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en el 2014. 

En entrevista con NOVEDADES YUCATÁN, remarcó que los tipos  más frecuentes en la entidad son la motora y de desplazamiento, visual, intelectual y auditiva. 

Reportó que en el caso de Yucatán, el 43.8 por ciento de las personas que tienen alguna discapacidad fue consecuencia de alguna enfermedad; 33 por ciento, por edad avanzada, y el 10.5 congénita, según los datos del Inegi en el 2014. 

ITM apoya a sector

Preocupados por la inclusión de las personas con alguna discapacidad en el Estado, estudiantes del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) se dieron a la tarea de desarrollar proyectos y prototipos que ayuden a mejorar la calidad de vida de este sector, los cuales mostraron en la Expo Inclusión 2018, que se realizó en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI. 

Sobre el tema, la directora de este instituto, Mirna Manzanilla Romero, explicó que en el semestre pasado los estudiantes de ingeniería electrónica tuvieron que realizar cuatro proyectos basados en este tema, de los cuales dos resultaron ganadores: una silla de ruedas eléctrica y un sistema de vibración terapéutica para quienes están diagnosticados con marcha de puntillas idiopática, es decir,  para quienes caminan de puntas pero que no tienen alguna causa aparente. 

Por su parte, Juan Interián Villegas, estudiante del sexto semestre de ingeniería, explicó que el proyecto de la “silla de ruedas eléctrica” surgió a raíz de las personas con dificultad para moverse y ante los elevados precios de las que hay disponibles comercialmente. 

Comentó que una silla de este tipo tiene un precio en el mercado de entre 50 mil y 70 mil pesos, sin embargo, con los ajustes del kit eléctrico a una silla de rueda convencional el costo se reduce a unos 15 mil o 20 mil pesos. 

“Se trata de una silla de ruedas a la que se le incluye un kit para que sea eléctrica, tiene una batería y un cargador para llevarlo a donde sea y que las personas se puedan mover; surge a raíz de la tendencia de la gente que cuenta con una discapacidad motriz y no cuenta con dinero suficiente para comprarse una silla eléctrica”. 

Por su parte, Eduardo Maldonado Albornoz, también estudiante de ingeniería electrónica pero del séptimo semestre, relató que el proyecto “sistema de vibración terapéutica” se centró en crear un prototipo de herramienta que ayude a las personas con problemas de “marcha en puntillas idiopática”, padecimiento que se trata de una variante en el andar de los niños con aumento del apoyo sobre los dedos del pie y el antepie. 

“Es un proyecto que va a servir para terapia de los personas que tienen problemas de marcha en puntillas; se desarrolló con base a una investigación hecha por doctores”. 

UADY

Mientras la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), a través de su grupo de voluntarios, implementa visitas de fin de semana a las comunidades, con el concepto de ayuda social. 

El responsable del programa de voluntariado de la casa de estudios, Javier Antonio Cen Puerto, señaló que estudiantes de nutrición, medicina, trabajo social y rehabilitación van con la intención de brindar información para obtener una mejor accesibilidad y, en su caso, servir de vínculo con las instancias que trabajan en el área.

Indicó que en esos viajes, que realizan desde hace 15 años, se han encontrado sobre todo con personas con discapacidad motriz, visual, auditiva y de lenguaje, por lo que suman esfuerzos para apoyarlos y que de esta manera cuenten con una mejor accesibilidad en las diferentes áreas.

Cen Puerto adelantó que la Uady ya tiene conocimiento de la creación del  Instituto Estatal para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, por lo que reiteró que el Grupo de Voluntariado se manifiesta dispuesto a sumarse a las acciones que realice la dependencia.

Ver artículo completo

Más noticias

  • 1

 

©2020 Red Interuniversitaria Latinoamericana y del Caribe sobre Discapacidad y Derechos Humanos. Todos los derechos reservados

Search